5 formas de quererte a ti mismo el Día de San Valentín

Como sabréis, secretamente (o a veces no tan secretamente) odio San Valentín.

Quiero decir que cuando estás saliendo o estás en una relación relativamente nueva, las cosas son un poco diferentes. Sinceramente, odio ser una de esas personas, pero cuando tienes una buena relación con tu pareja (lo que a veces requiere algo de trabajo), todos los días deberían ser como el Día de San Valentín. El amor (romántico o de otro tipo) debe celebrarse todos los días.

No estoy demasiado involucrada en todo lo comercializado al que se ha convertido este “día festivo” en particular.

Si, sin embargo, creo que el Día de San Valentín es una oportunidad perfecta para mostrar (y celebrar) algo de amor hacia ti mismo, porque eso no es algo que tendemos a hacer de forma regular.

  • Escribe una carta de amor…dirigida a ti mismo

Algunos de nosotros tenemos dificultades para hablar de nuestros sentimientos; preferimos expresar nuestro amor a través de acciones, en lugar de usar palabras. Esto es aún más difícil cuando se trata de una de las relaciones más importantes en nuestras vidas: el compromiso con nosotros mismos. Luchamos por reconocer lo bueno, mientras que señalar lo malo, los errores, los fallos…, es mucho más fácil. ¿Cuándo fue la última vez que te dijiste a ti mismo “me quiero por como soy”? ¿Cuándo fue la última vez que miraste hacia atrás, y has pensado en cuánto has logrado y hasta dónde has llegado?

Hace unos meses, mi terapeuta me dijo que escribiera 10 cosas que amo de mí misma. Me senté en mi habitación, frente a ese pedazo de papel, y esperé, y esperé. En serio, no se me ocurría absolutamente nada que escribir. Comencé a llorar y pensé: “¿cómo puede ser, realmente no hay nada que me guste de mí misma?”. Fue entonces cuando me dije que, de ahora en adelante, practicaré el amor propio y nutriré mis sentimientos.

¿Cuáles son las cosas que amas de ti mismo?

Toma un pedazo de papel y un bolígrafo, tal vez junto a una copa de vino o una taza de tu té favorito y escríbete una carta de amor. Una carta de ti, para ti. Piensa en todas las cosas que has aprendido, los obstáculos que has superado, piensa en las formas en que las que has crecido. Piensa en tu cuerpo, lo fuerte que es y todo lo que hace por ti, todos los días. Escribe una carta de amor para ti mismo y léela tan a menudo como quieras o cuando necesites un poco de ayuda.

  • Aprende a decir NO

El otro día, estaba hablando con un amigo y bromeábamos a medias por lo horrible que es tener que inventar una excusa cada vez que te invitan a hacer algo o ir a un lugar donde no tienes ganas de hacerlo.

¿Por qué no puedo simplemente decirle NO a alguien sin sentir la necesidad de tener una excusa?

San Valentin 2019

  • Prueba algo nuevo

Después de años de sufrir ansiedad social, tengo que agradecer a los amigos que tengo recientemente por animarme a salir de la casa y divertirme. Durante años, odiaba probar cosas nuevas. Odiaba no tener el control todo el tiempo, no poder sentirme seguro en situaciones sociales. Después de un par de veces de ser forzada literalmente a probar cosas nuevas, me di cuenta de lo divertido que es probar algo por primera vez.

Cuanto más salía y experimentaba cosas nuevas, más confiada me sentía al relacionarme con otras personas, socializando, divirtiéndome y disfrutando de la vida, en lugar de pensar constantemente en cada situación.
¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?

  • Ten una cita contigo

Haz algo divertido por ti mismo.
Solemos invertir mucho tiempo en nuestras relaciones, ¿pero cuanto invertimos en relacionarnos con nosotros mismos?
Ve al cine, a un museo, sal a caminar y deja el teléfono, o almuerza en tu lugar favorito, solo.

A veces me encanta pasar el tiempo sola y siempre me siento recargada y feliz después de tener una pequeña “cita”. Si esto es algo que nunca has hecho antes, inténtalo.

Luego, por supuesto, hay formas más sencillas de darte un capricho en este Día de San Valentín: cómprate algunas flores, hazte una maratón de películas, o hazte un tratamiento facial, cómprate el conjunto de Pjs más cómodo que puedas encontrar o cocina un delicioso pastel.

  • Presta atención a tus sentimientos

Si hay algo que te molesta, algo que te confunde, algo de lo que no estás seguro de cómo sentirte, escríbelo. Un diario puede actuar como tu terapeuta personal. La mayoría de las personas, cuando piensan tratarse de algo, piensan en un baño largo o en un nuevo par de zapatos.

Tu conexión mente-cuerpo también necesita ser nutrida. Hazte una prioridad, preséntate por ti mismo. Si sientes que nadie te escucha, o que hay algunas cosas de las que no tienes a nadie para hablar, solo escúchate. Atiende a tus sentimientos, escríbelos, esta es una de las mejores maneras de darte un capricho este Día de San Valentín.

Recuerda parar de vez en cuando y decirte a ti mismo que has hecho un gran trabajo hasta ahora. No tengas miedo de tratarte con amor y cuidado, deja de ser tan duro contigo mismo. Amarte no es egoísta. No se trata de eso. No se trata de pensar que eres mejor que otra persona. Sin embargo, es mucho más que simplemente “aceptarte” a ti mismo.

Además, no te olvides de divertirte. Salta sobre tu cama, da vueltas en círculos, baila solo en tu cocina, haz cosas que te hagan sentir bien, cosas que pongan una sonrisa en tu rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *